Medidas para garantizar la seguridad de los pacientes y de los profesionales.

• Obtener la mayor información posible sobre el estado del paciente y su condición de COVID-19 o sospecha.
Consiste en la realización de una pequeña encuesta a los pacientes antes de darles cita y en las que les preguntan si han tenido fiebre en las últimas semanas o si en este periodo tienen constancia de haber estado cerca de una persona que haya dado positivo por coronavirus.

• Ampliar los tiempos de citas para que se reduzca el contacto entre pacientes en las salas de espera.

• Recordar a los pacientes que deben ser puntuales en su cita, no acudir ni antes ni después para no estar en contacto con otras personas. De preferencia no acompañados.

• Recogerse el cabello, retirarse joyería y maquillaje, relojes o artículos personales no necesarios.

• Desinfectar de manera minuciosa todas las superficies del consultorio (sillón, muebles, equipos, etc.), todos los materiales pertinentes y pulverizar pisos, paredes y ambiente.

• Lavarse las manos con la técnica adecuada (mínimo de 20 segundos).

• Colocarse el equipo de EPP (Equipo de Protección Personal) apropiado, iniciando con un par de guantes (que será lo último en quitarnos), luego la túnica y sobretúnica, el tapaboca (de preferencia FFP2, vienen con filtros y dan mayor protección), gorro, el protector facial o máscara, zapatos cerrados y al final otro par de guantes.

• Verifique que el paciente también cuente con las medidas de protección recomendadas para disminuir el riesgo de contagios o en su defecto provéalo de ellos (mínimo cubreboca).

• Tomar la temperatura a todos los pacientes que visiten nuestros centros, ya que la fiebre es uno de los síntomas del virus.

• Se facilitará al paciente gel hidroalcohólico o similar para la desinfección de manos, antes y después de la consulta. Si lleva guantes, también será recomendable hacerlo.

• Usar alfombras antimicrobianas.

• Después de realizar la atención
  - Deseche el material no reutilizable.
  - Proceda al proceso de desinfección del consultorio.
  - Realice nuevamente la higiene de manos.
  - Retírese el equipo de EPP descartable.
  - Lavarse las manos con la técnica apropiada.

• En el caso de las atenciones a domicilio extremar las medidas de seguridad teniendo en cuenta que el medio donde se encuentra el paciente no reúne las condiciones de protección que hay en el consultorio, entonces debemos observar nuestra vestimenta para viajar y para estar en el domicilio del paciente (recomendable colocar una túnica y sobretúnica al entrar y retirarla antes de salir), la cantidad de personas en el ambiente de la atención, las opciones de desinfección del ambiente y de las superficies donde se va a realizar la atención, etc.

Recuerde que el SARS-CoV-2 o el COVID19 son un RNA virus que se encuentra envuelto con una membrana lipídica externamente frágil. En general, los virus envueltos son menos estables en el medio ambiente y son más susceptibles a los oxidantes como el cloro. Los coronavirus en las superficies encuentran una gran variabilidad, que va aproximadamente de 2 horas a 9 días. El tiempo de supervivencia depende de distintos factores como el tipo de superficie, la temperatura, la humedad relativa y la cepa específica del virus (WHO Water, 2020).

Volver